Programa de Maestria IMPM
Programa de Maestria IMPM

Espacio Virtual para la administración de la Unidad -Curricular Ética Ciudadania y Derechos Humanos


No estás conectado. Conéctate o registrate

INTEGRACION DE LOS PADRES Y REPRESENTANTES EN EL PROCESO ENSEÑANZA - APRENDIZAJE DE SUS HIJOS, EN LA ESCUELA CONCENTRADA BOLIVARIANA “SRA. ELEUTERIA PALACIOS” DE LA COMUNIDAD INDIGENA DE PLAYA SUCIA, MUNICIPIO TUCUPITA, ESTADO DELTA AMACURO

Publicar nuevo tema  Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Planteamiento del problema
La educación como parte fundamental del proceso social, está conformada por una serie de elementos que armónicamente cumplen con los propósitos establecidos por la sociedad, es decir, educar y preparar al individuo a través del proceso de enseñanza-aprendizaje, con la intención de formar a las nuevas generaciones en busca del desarrollo social, económico, cultural y político de las naciones.
En tal sentido, la escuela de hoy está obligada a proporcionar herramientas que permitan al individuo superar dificultades y resolver problemas. La confianza en la capacidad del estudiante para desarrollar y mejorar los procesos de pensamiento es vital y se requiere que el docente conjuntamente con los padres y representantes escuchen, aclaren, propicien y valoren las ideas de los alumnos y alumnas, y las utilicen para producir otras acordes con sus necesidades e intereses de formación académica y con los requerimientos del sistema educativo nacional.
En el proceso de enseñanza-aprendizaje el papel del buen docente, del buen padre y del buen representante, es ayudar a que el estudiante autorregule su búsqueda de conocimiento, que no se conforme con lo que el educador le proporcione en una clase, sino que se desarrolle en él un deseo permanente de descubrir el conocimiento por su propia cuenta, producto del razonamiento y la reflexión, es decir, que el construya su propio aprendizaje a partir de las experiencias y estrategias que el facilitador utilice en su desempeño y que sus estudiantes adquieran aprendizajes significativos.
Es aquí donde el padre y representante entra a jugar un papel sumamente importante en el proceso de enseñanza aprendizaje de su representado, ya que éste si está integrado a este proceso, podrá reforzar y aplicar las diferentes concepciones que se pretende enseñar.
En razón de ello, debe existir una integración escuela-comunidad, en virtud de las mismas se prestan para resolver problemas de índole socioeducativos que aquejan a las comunidades y por ende a las instituciones educativas. La educación es un
proceso que se realiza y exige la presencia de los actores que llevan a cabo esa realidad. La presencia de la familia, de la escuela y de los demás miembros de la comunidad educativa es esencial para que ese proceso de integración vaya adquiriendo solidez.
A este respecto: Luengas (2009) manifiesta:
La familia es el escenario primordial en la educación del niño, es por ello que debe estar en conjunto con la escuela para poder ayudar de manera positiva y afectiva el proceso de enseñanza aprendizaje del niño y su desarrollo tanto físico, mental y emocional.

Lo expresado muestra la necesidad de que la educación se de en conjunto entre los docentes y los representantes, esto motivado a que la familia es la primera que tiene responsabilidad de educar el niño, por lo tanto no se debe desvincular de la escuela, porque la educación que deben recibir los estudiantes debe de estar vinculada con la realidad social que los rodea, es decir, enmarcada dentro de su entorno, e allí la importancia de la integración, porque esta va a permitir una educación tanto dentro como fuera de la escuela.
En América latina la educación ha atravesado diferentes ensayos en la búsqueda por conocer las causas que inciden de manera directa en los procesos de formación de los estudiantes. Diversos estudios coinciden que la falta de integración de padres y representantes con las instituciones educativas les imposibilita formar al individuo eficazmente, tanto como por que el padre desconoce lo que el docente pretende enseñar, y el docente también desconoce los valores, costumbres y realidades a los que el educando se enfrenta fuera del aula.
En este orden de ideas la UNESCO (1998) señala:
En los países latino americanos la educación se encuentra estancada en las escuelas, centrada solo en los conocimientos de los maestros como conocedores del todo, la falta de estrategias fueras del aula no permite el entendimiento claro de los contenidos. Lo que conlleva a que muchos alumnos deserten del sistema educativo, por miedo a reprobar y que sus padres los castiguen en casa.

Lo señalado plantea que la necesidad de trasladar las aulas de clases a las casas de los estudiantes para familiarizar a los que aprenden con lo que se pretende enseñar y en que parte de su vida en sociedad les será útil. La falta de integración de los docentes y padres y representantes perjudica de manera directa al estudiante ya que muchas veces ellos desertan del sistema educativo y ni los maestros ni los padres entienden.
Ya en América latina se han planteado y ejecutado políticas y planes en los cuales se puntualiza los procesos de participación de la familia y la comunidad en el ámbito escolar, es decir, se han iniciado las estrategias para una perfecta y permanente integración escuela-comunidad.
A este respecto, El Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de México (2001), promueve los Programas de Escuelas para Padres, los cuales son definidos como un conjunto de actividades y estrategias que brindan a los integrantes de la familia la información necesaria para fortalecer relaciones más sanas y positivas, proporcionando educación preventiva a los padres de familia para fortalecer los valores y mejorar el autoestima entre sus miembros.
Se puede evidenciar que las políticas educativas puestas en práctica por los encargados de la educación en los países de América latina exigen la participación de todos los integrantes de la comunidad educativa en los procesos de formación del nuevo ciudadano.
La República Bolivariana de Venezuela vive momentos de profundas transformaciones, orientadas a la consolidación de una sociedad humanista, democrática, protagónica, participativa, multiétnica y pluricultural; en un estado democrático de derecho y de justicia.
En tal sentido, el objetivo fundamental del sistema educativo Venezolano es preparar a los hombres y mujeres del futuro para desenvolverse inteligentemente en la sociedad en la cual les tocará vivir, que está caracterizada por cambios acelerados en lo educativo, económico, tecnológico y social, cuyo alcance resulta difícil de vislumbrar en el presente.
Las leyes venezolana también garantizan el derecho que tienen los padres a ser corresponsables en la educación de sus hijos, tal como lo manifiesta La Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente (1998), en su artículo 54, la cual establece “la obligación de los padres y representantes de "garantizar la educación a los niños, niñas y adolescentes y el deber de exigirles su asistencia regular a clases y participar en su proceso educativo”; aquí se dice claramente que los padres están obligados a participar en la formación de su hijo lo cual supone la necesidad de estar integrado a la escuela para propiciar una educación de calidad.
Además la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), en su artículo 76 establece "el deber compartido e irrenunciable del padre y la madre de criar, formar, educar, mantener y asistir a sus hijos e hijas" este articulo no diferencia el deber del padre o la madre, se refiere a los dos de forma integrar como procreadores a educar a sus hijos, lo cual también los obliga a participar de forma directa en la escuela y en el hogar en esa educación en valores que tanto falta hace hoy en día.
A pesar de lo establecido en las leyes venezolanas, muy pocas familias se esmeran en mantener el carácter natural de educar a sus hijos; las causas son muy diversas, entre las que se pueden mencionar la desintegración familiar, el trabajo, el desempleo, la fatiga, la ignorancia o apatía sobre el compromiso real de los padres.
Por lo antes descrito, la escuela de hoy está obligada a proporcionar herramientas que permitan al individuo superar dificultades y resolver problemas. La confianza en la capacidad de los estudiantes y las estudiantes para desarrollar y mejorar los procesos de pensamiento es vital, y se requiere que el docente conjuntamente con los padres y representantes escuchen, aclaren, propicien y valoren las ideas de los alumnos y alumnas y las utilicen para producir otras acordes con sus necesidades e intereses de formación académica y con los requerimientos del Sistema Educativo Nacional.
En el proceso de enseñanza-aprendizaje el papel del docente, y del padre y representante, es ayudar a que el estudiante autorregule su búsqueda de conocimiento, que no se conforme con lo que el educador le proporciona en una clase, sino que se desarrolle en él un deseo permanente de descubrir y redescubrir el conocimiento por su propia cuenta.
A este respecto Pérez Esclarín (2006) en su libro Educar en el Tercer Milenio señala:
Los padres y representantes tienen que dejar de ser un conglomerado
que vive de espaldas a la escuela a la que solo acuden cuando se les
llama para que colaboren en vendimias o verbenas, o para recibir regaños cuando sus hijos se portan mal; y se constituyan en una verdadera comunidad que asume su responsabilidad y participa activamente en la gestación e implementación de los proyectos
Educativos. (nro. pág., doc o pdf on line- web-site?)

En razón de ello, podemos asegurar que debe existir una integración escuela-comunidad, ya que ésta se presta para resolver los problemas sociales y educativos que aquejan a las comunidades y por ende a las instituciones educativas, que a la vez afectan el buen desenvolvimiento del proceso educativo.
La educación es un proceso continuo y que exige la presencia de los actores que llevan a cabo esa realidad. La presencia de la familia, la escuela y la comunidad es esencial para que ese proceso de integración vaya adquiriendo solidez.
La implementación de la integración escuela-comunidad en el país trajo como consecuencia que muchos docentes no entendieran la esencia de esta estrategia por cuanto la vieron como mas trabajo y no como un medio que permite trabajar de manera directa con los representantes y en el ambiente donde se desarrolla el estudiante, ya que se trabaja con los recursos que él maneja a diario y a la vez ayuda a que los padres conozcan los contenidos que el docente facilita al alumno y alumna, y lo refuercen en su tiempo libre. El desconocimiento por parte de los padres y representante de la importancia de la integración escuela-comunidad y la apatía de los docentes no ha permitido la puesta en práctica plena de tan importante recurso.
La Escuela Concentrada Bolivariana “Sra. Eleuteria Palacios” no escapa a esta realidad, se pudo constatar que existe poca comunicación con los padres y representantes, tanto de los docentes hacia los padres como de los padres hacia la escuela, por la inasistencia al plantel cuando su presencia es requerida por el docente; para reuniones o para actividades de bienestar colectivo dentro y fuera de la escuela, aspecto que pudiese incidir en el apoyo que puedan brindar a sus representados.
Existen algunos elementos que caracterizan el problema de la falta de integración, de los padres y representantes en dicha aula, entre estos podemos mencionar los siguientes:
 Falta de interés de los padres y representantes.
 Pobreza extrema.
 Bajo nivel académico de los padres y representantes. Carmona,( 2013)(entrevista operativa).
Las características presentadas conforman parte del problema de la integración de los padres y representantes de la Escuela Concentrada Bolivariana “Sra. Eleuteria Palacios”.
Por tal motivo, es de preocupación la poca integración de los padres y representantes en el proceso de enseñanza-aprendizaje de los estudiantes ya que si ellos no los motivan los niños se les hace más fácil abandonar la escolaridad. Se conforman con la educación que adquieren sus hijos, sin verificar la calidad de la misma, generalmente no asisten ni preguntan por el rendimiento académico de sus hijos, es decir, son entes pasivos del proceso educativo. Esto podría traer como consecuencia que si sus hijos no reciben la atención adecuada, no podrán mejorar las relaciones de su entorno social y por ende, su calidad de vida.
Si se logra poner en práctica la integración de padres y representantes a la escuela y las actividades que en ella se realizan, se puede despertar el interés, y la participación de los alumnos y las alumnas mientras aprenden, es decir, se puede conducir a un nuevo “estilo de aprendizaje” Pérez Esclarin (2006). Un aprendizaje que les permita trasladar lo aprendido en las aulas de clase a otras etapas de su vida en sociedad, a grupos de amigos, al parque, a su casa para compartir con hermanos y padres, e allí la importancia de la integración escuela-comunidad.
Por tal razón, la incorporación de los padres y representantes permitirá y estimulará la participación colectiva de los factores involucrados en el proceso enseñanza-aprendizaje de los educandos permitiéndoles transferir el aprendizaje a otras situaciones en su vida y en la sociedad.
Objetivos de la Investigación.
Objetivo General
• Motivar la integración de los padres y representantes mediante la concientización, para mejorar el proceso enseñanza aprendizaje de sus hijos, en la Escuela Concentrada Bolivariana “Sra. Eleuteria Palacios”.
Objetivos Específicos:
• Diagnosticar la importancia que le dan los padres y representantes al proceso enseñanza-aprendizaje de sus hijos, en la Escuela Concentrada Bolivariana “Sra. Eleuteria Palacios”.
• Determinar que acciones se pueden tomar para lograr la integración de los padres y representantes al proceso enseñanza-aprendizaje de sus hijos, en la Escuela Concentrada Bolivariana “Sra. Eleuteria Palacios”.
• Diseñar estrategias se utilizaran para garantizar el logro de la integración de los padres y representantes en la Escuela Concentrada Bolivariana “Sra. Eleuteria Palacios”.
Justificación
La justificación de la investigación, está relacionada con la integración de los padres y representes en las actividades educativas, como vía de mejorar el proceso educativo en el cual están inmersos sus representados, esto debe hacerse, sobre el principio de la participación activa, donde los padres y representantes de manera conjunta con los docentes se conviertan en agentes de cambio, despertando el mayor interés por el aprendizaje de sus hijos, permitiendo que estos adquieran confianza en sí mismos y sientan el apoyo y el compromiso de quienes hasta ahora se han desvinculado de su enseñanza.
También se justifica porque se proporcionara al niño y niña una educación integrada, la cual incluye innegablemente al grupo familiar, se facilitará el rol de los educadores ayudándole en este sentido. Sin embargo, la participación no puede ser concebida como un hecho aislado ni casual sino con la aplicación de una serie de estrategias que permitan poner en practicar un proceso simultáneo de ejecución y evaluación.
Una de las razones primordiales de este trabajo de investigación, es la necesidad que los padres, madres y representantes en general comprendan el verdadero rol que les corresponde desempeñar dentro de las instituciones educativas. Estos no deben olvidar que la familia es un elemento determinante en el desarrollo del individuo, pues se entiende que el núcleo de la acción y del proyecto educativo, se da en el seno de ella. La familia está en la obligación de prestar la máxima atención a sus hijos y especialmente las actividades escolares requieren de esta ayuda ya que cuando los padres fallan en este compromiso el rendimiento estudiantil no es satisfactorio.
Esta investigación pretende dotar a los padres - representantes de estrategias que les permitan lograr una mejor relación con sus hijos y con la escuela; a conocerse a sí mismos y a los demás, permitiendo su incorporación en el proceso formal, transformándolo en agente multiplicador en cada familia para ayudar a identificar elementos de conflicto, prevenir problemas, buscar soluciones y de esta manera favorecer el desarrollo integral de los niños;
También, procura dar al docente un punto de apoyo instruccional para mejorar el rendimiento académico del estudiante, quien puede contar con el soporte de padres y representantes en todo momento.
Desde el punto de vista social, a través de la integración de los padres y representantes a la escuela, se identificarán los factores de riesgo social generando un clima de reflexión sobre la formación en el hogar, a partir de la revisión de las características particulares del alumno y de su entorno para buscar las mejores vías hacia el éxito en la solución de conflictos. Además se busca generar cambios de conducta apropiada que permitan mejorar la calidad de vida de la población y lograr la inserción del estudiante en la vida productiva de la comunidad.
Por otra parte conviene destacar que la propuesta ofrece la oportunidad de integrar a padres - representantes en las actividades educativas, fomentando acciones colectivas con el fin de transformar progresivamente a la institución escolar en una verdadera comunidad de ciudadanos con metas comunes, orientados hacia el perfeccionamiento de la formación ética e intelectual de los alumnos, y que como miembros de la comunidad escolar deben incorporarse al proceso de aprendizaje de sus hijos.
De manera significativa, el proyecto tiene relevancia científica debido a que aporta nuevas estrategias para la solución de problemas comunitarios mediante la participación solidaria de la comunidad, de padres y representantes en la toma de decisiones acertadas en el entorno educativo, así mismo sus postulados pueden ser demostrados a través de la comprobación práctica de
Igualmente al estudio permitirá conocer todos aquellos elementos que impiden a los padres y representantes participar de manera activa en el proceso educativo de los y las estudiantes en el aula, además que plantearán alternativas de solución que orienten y faciliten la optimización del proceso educativo, mediante la integración de los padres y representantes de los estudiantes de la Escuela Concentrada Bolivariana “Sra. Eleuteria Palacios”, a través de ideas concretas de cooperación y participación de todos los miembros.

Ver perfil de usuario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Publicar nuevo tema  Responder al tema

Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.